miércoles, 26 de octubre de 2011


LA CALLE

Saturada de agravios
Esta calle sucumbe
Ante los oropeles del odio

Es preciso
Desplazarse hacia ese lugar
Donde se divisen los arreboles
del poniente

Desde allí se palpa el pulso estelar
Mientras la ciudad activa sus delirios
Mientras la dramaturgia de las luces
del alumbrado público
Se nos revela como cielo constelado

¿Quién sus ojos extravía
En las Pléyades que palpitan
Allá en ese barrio donde suenan ráfagas
De armas automáticas?

Venganzas Gritos

Allá una procesión de penitentes
Allá los desheredados
Los locos
Los sonámbulos
Los lisiados

Golondrinas muertas sus ojos
En el tiovivo del vacío

Lo que fuera un río es
Una herida de miasmas que discurren
Sobre lecho tortuoso

Por sus riberas el tránsito de desesperados
En busca de ceniza y fósforos
Para el próximo pipazo de crack
Sus ojos enchufados al piso
En busca de alguna moneda

Allá los mendigos Río en crecimiento
Sus miradas se extravían
en una estrella que agoniza
h

Textos emitidos desde Medellín-Colombia/ Autor: JAIRO GUZMÁN guzmanjairo@gmail.com

Datos personales

Medellín, Colombia
Soy un animal de la noche que atraviesa el dia como quien se traga una hoguera. guzmanjairo@gmail.com