sábado, 31 de octubre de 2009

ANIMALIA






ANIMALIA


nos movemos en el aire del soliloquio
en la jaula de bejucos con fiera a bordo
y tití grita que grita
para que no le hagan mala cara y lo dejen irse
hasta la copa del árbol a gritarle obscenidades
a las cotorras en legión y guacamayas
haciendo una fiesta de colores
para que los ojos no se olviden del cielo
ni del arte del vuelo
en las grandes esferas de transparencia y viento de oro
con briznas que son golondrinas que son cartas de amor
que son canciones de un niño
extraviado en la inmensidad de un relámpago
mientras los venados
contemplan a la perdiz alejarse
hacia la fronda de muchísimos arbustos
caminos abiertos por animales que andan en manada
como el saíno
piénsese en el olvidado ponche
en la soledad del armadillo tan evasivo del sol
parece que nos espiara desde su túnel en la montaña
por donde se mueven los hijos del tigre
y sus hermanitas menores
ya listas para saltar
sobre un animalito correlón pero no tanto como ellas
tan precisas en sus dentelladas

no nos queda mas remedio que sentarnos sobre una piedra
a esperar al perico ligero o perezoso
para saber todo acerca de la paciencia
y la abolición del tiempo
que es algo parecido a la eternidad contemplada
por la iguana inmóvil de éxtasis místico
viendo el origen de las tormentas y la explosión de la luz

martes, 29 de septiembre de 2009

EN EL PARQUE





EN EL PARQUE




los músicos del aire son las flores
que flotantes semejan señoritas
vestidas con un manto de pájaros
en el parque donde la gente el domingo
deambula soñando castillos de crispetas
y caminan como si viajaran
en alfombras de mariposas
para que los poetas se inspiren
mientras un caballo
sacude con el rabo
las moscas del aburrimiento

miércoles, 2 de septiembre de 2009

POEMA




En espiral de anis
tu cabellera se eleva

En tus ojos de ave de paso
aparecen venados

miran fijamente
a la primogénita

Entre sombras de cipreses
lleva un gorro de otras latitudes
columpios de diente de león
y un riachuelo

lunes, 8 de junio de 2009

LA FLAUTA PERSIGUE A UN ANIMAL DE RUIDO





La noche destila su licor en alambiques de música

Las piedras del corazón se metamorfosean en aves de remoto canto

Voces en laberintos sonoros circundan los deseos


Jimy Jendrix le ordena a los volcanes que rompan el cerco

Sus nervios hacen la red donde caen todos los forajidos miss dollar


Con lo que quede de América Latina quieren hacer unas mortadelas

Como lo último que se exhiba en los supermercados del infierno


Los nervios se sublevan para dar paso al delirio de una guitarra eléctrica

Ejecutándose entre despojos de hombres masacrados en los campos de arroz

Por sicarios de West Point


Una música acabará con todo este delirio de los monos de hombres

Estampados sus huesos en la radiografía de un ave carroñera


Un gran ruido los despertará a todos cuando menos lo esperen

En el magisterio de sus ocupaciones cotidianas

Y ya no podrán tomar leche ordeñada a la cabra tetas de oro




domingo, 17 de mayo de 2009

LA NIÑA


la niña




hipnotizada por la danza de sombras

entre el follaje del bosque petrificado

la niña flota en el vaivén del viento ondulante de la tarde

que un pájaro azulejo se lleva en el pico

rumbo al disco ensangrentado del solequilibrista

sobre el hilo del horizonte que es la cuerda del arco iris

diadema de la niña que retorna con la música

salida del jardín de siemprevivas

para perderse en el pabellón del oído de la dama

que parece un trigal

por obra y gracia de una brisa permanente de tibieza

miércoles, 4 de marzo de 2009

DECLARACIÓN





DECLARACIÓN


En esta ciudad olvidan que muero

si a mi maravilla no la ilumina

la luz de mis cómplices

acariciando el aire con sus dedos de música

acariciando el aire con una tonada

en la que se solaza

la bestia que en mí se abate


Ah


El cielo malva

mi cansancio de la tierra

y la vana obsesión con las palabras



h

Textos emitidos desde Medellín-Colombia/ Autor: JAIRO GUZMÁN guzmanjairo@gmail.com

Datos personales

Medellín, Colombia
Soy un animal de la noche que atraviesa el dia como quien se traga una hoguera. guzmanjairo@gmail.com